Bodegas Alonso

D.O. Jerez Xérès Sherry Manzanilla

Año de fundación: 1860
Población: Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)
Elevación: 45 a 60 metros.
Clima: Atlántico
Suelos: Albariza
Superficie viñedo: 13 ha
Edad media viñedo: 40 a 100 años
Varidades: Palomino
Agricultura: Ecológica
Producción anual: 1.670 botellas.

Propietarios: Fran y Fernando Asencio Alonso

"Desde 1800 estos vinos han visto pasar la vida. Guerras, reyes, victorias y derrotas. Manteniéndose en silencio, grabando en su memoria lo acontecido, guardando en su sabor la historia.  La esencia del sur en el sabor de sus vinos, el mar, la música, sus gentes, su gastronomía. Hay algo especial para ti en Sanlúcar de Barrameda.”


Bodegas Alonso se constituye para la adquisición de los activos vitivinícolas de Pedro Romero S.A. Un inmueble con una superficie total cercana a una hectárea en el centro de Sanlúcar de Barrameda, que consta de varias naves ideales para la crianza de manzanilla y otros vinos de la D.O. Jerez Xères Sherry. Este inmueble ha servido para estos usos desde mediados del siglo XIX, llevándose a cabo, en las últimas décadas, la crianza de la solera de la manzanilla Aurora (de Pedro Romero) y diversas soleras de vinos de crianza oxidativa. Junto a la adquisición de ese inmueble, adquiere alrededor de 250.000 litros de vinos de crianza oxidativa con sus respectivas botas (barricas), junto con 20.000 litros de un vino blanco de larga crianza en bota que se encontraba abandonado de cuidados enológicos, también propiedad de Pedro Romero.

De esta forma, Bodegas Alonso inicia su andadura en el Marco de Jerez con tres “encastes” de vinos de crianza oxidativa de la mayor calidad y vejez de sus categorías. Estos “encastes” están conformados por las antiquísimas soleras de Pedro Romero, Gaspar Florido y Fernando Méndez. Los vinos de estas soleras son de reconocido prestigio mundial y únicos por su vejez y máxima calidad.

Bodegas Alonso dispone de más de 13 hectáreas de viñedo de la mejor albariza (Jerez Superior) en pagos de referencia como Balbaina y Miraflores para la elaboración de sus mostos que se convertirán en su solera de manzanilla con el paso del tiempo. En paralelo, Bodegas ALONSO está adquiriendo manzanillas de almacenistas para conformar otra solera que termine su crianza en sus cascos bodegueros y le permita llevar a cabo la comercialización de estos vinos en los primeros años de andadura. Así la Bodega pretende mantener dos líneas de solera de manzanilla: una que vendrá con el tiempo y en la que Bodegas ALONSO tendrá el control y trazabilidad desde el viñedo; y otra que vendrá conformada por manzanillas procedentes de soleras de bodegas y almacenistas sanluqueños.

En cuanto a los vinos de crianza oxidativa, se ha de decir que se trata de vinos de muchísima vejez, que Pedro Romero S.A. conservaba como sus máximas joyas.

Mostrando 1-5 de 5 artículo(s)

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web.
Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.